Soy Saray, mamá de dos pequeñitos que cambiaron mi mundo, Lucas y Leo, las dos personas más especiales de mi vida. Y no es que solo sea eso, pero sí que gracias a ellos estoy hoy aquí. Aunque la fotografía siempre ha sido algo que me apasionara no fue hasta el nacimiento de Lucas, hace ahora más de 5 años, cuando vi la necesidad de empezar a capturar sus momentos nada más nacer, esos tan fugaces que duran incluso días. Fue entonces cuando vi el sentimiento tan grande que las fotos podían traspasar y lo importantes que estas iban a ser cuando él fuera cumpliendo años, cambiando y creciendo. Tenía la necesidad de inmortalizar todo aquello que cambiaría para siempre. Poco a poco empecé a formarme, haciendo varios cursos de fotografía y especializándome en maternidad e infantil en la escuela de Ana Cruz.

El quedarme embarazada y tener a mis dos hijos me hizo vivir en primera persona todo el proceso maternal por el que pasamos las mujeres, creo que es un camino de experiencias intenso y transformador, empiezas a vivirlo sin saber ni entender muchas cosas y de repente te encuentras con tu bebé encima, pero en el fondo de ti sabes que tienes todo lo que necesitareis y que cuanto mas escuches a tu cuerpo y tus instintos como madre más apasionante encontrarás este proceso, agotador en muchas ocasiones pero algo único.